Un domingo ideal en La Habana

Domingo no es día para perezosos en La Habana. Hay muchas cosas para hacer y es un gran día para caminar y visitar lugares emblemáticos de la ciudad.

Para hacer el recorrido que propongo a continuación necesitarán:

  • No tener una reseca muy importante de la noche anterior: este itinerario está pensado para despertarse temprano
  • Buen calzado: el recorrido implica varios kilómetros (+10). ¡Pero que esto no los desanime! Les prometo que el paseo vale la pena y que hay muchos rincones hermosos para ver en el camino y que van a tener muchas fotos dignas de instagram para compartir 😉 Si no están dispuestos a caminar tanto, calculen unos CUC para taxis.
  • Cámara fotográfica: como decía más arriba, no hay nada más fotogénica que Centro Habana. La amamos. Y la postal de la Plaza de la Revolución es una imperdible, como así también la vista desde el jardín del Hotel Nacional. Así que no se olviden de cargar sus cámaras/celulares.
  • Protector, agua y algún snack: el recorrido que van a hacer no se caracteriza por tener mucha sombra, así que usen protector y tomen agua a discreción. ¡No queremos que queden arruinados para el lunes! 😉

Ahora sí, el domingo ideal:

1. Desayuno en la casa particular

Nada como empezar el día con un desayuno de campeones. Los desayunos de las casas particulares cubanas califican entre muy buenos a excelentes. Así de buenos son. Como califican de brunch, suelen extenderse en el tiempo. Así que es una buena idea levantarse temprano para comer sin correr, salvo, claro que el sábado a la noche haya sido un sábado agitado.

moron
El suculento desayuno en la casa del Dr. Alberto, en Morón

2. Plaza de la Revolución.

Si para el domingo aún no han tenido la oportunidad de visitar este lugar emblemático no sólo de La Habana, sino de Cuba toda, el domingo a la mañana suena como un buen momento. La recomendación de la casa es ir caminando. Desde Centro Habana es un poco menos de una hora. Pero si no están para caminar, pueden tomarse un taxi, que no tendría que salir más de 4/5 CUC.

¡No duden en pedirle a algún otro turista que esté por ahí que les saque una foto!

Postal típica de la Plaza de la Revolución, sacada desde el Memorial de Martí
Postal típica de la Plaza de la Revolución, sacada desde el Memorial de Martí

3. Avistamiento de Universidad de La Habana

Una vez que sacaron todas las fotos de rito con Camilo, el Che y Martí, pueden caminar en dirección hacia la Universidad de La Habana, para ver el edificio imponente de la casa de estudios.

4. Callejón de Hamel

Hacia el mediodía, tendrían que estar acercándose al Callejón del Hammel. ¡A las 12 empieza la música! Una gran muestra de la cultura afrocubana, el Callejón es un proyecto del artista Salvador González Escalona. Todo el callejón, localizado entre las calles Aramburu y España, está intervenido. Es realmente hermoso y se llena de gente. Allí pueden tomar un mojito por 3 CUC o una Bucanero por 2 CUC en el barcito entrando por Aramburu.

5. Tiempo de pizza

Es posible que para este momento ya estén con hambre. Así que de camino al siguiente destino pueden para a comer una pizza. Sobre la calles O, antes de llegar a Av. 23 hay varias opciones. Nosotros compartimos una pizza grande que nos costó 2.50 CUC.

6. Hotel Nacional

Ya renovados y con energías, pueden seguir camino hasta el Hotel Nacional que está unos pasos – se ingresa por calle O!. No se queden sólo con el lobby, que es hermoso. Sin miedo, crucen la puerta que da al jardín y maravillense.
En esta segunda visita, aprovechando que había lugar en las mesas del exterior, hicimos un stop para tomar unos mojitos. Puede ser una gran opción para el atardecer. El mojito está 5 CUC.
hotelnacional1.png

7. Hasta que se seque el Malecón

Cuando ya estén listos para reiniciar la marcha, pueden volver andando por el Malecón hasta su casa particular , paseo que siempre hace bien. Si se quedan por Centro Habana, calculen una media hora para la vuelta.

8. FAC

El domingo es un gran día para ir a la Fábrica de Arte Cubano – aunque cualquier día está super bien! A mí me gustó porque me dio la impresión que el público era más local que el sábado, por ejemplo.
Así que después de una mini siesta reparadora pueden tomarse un taxi – desde Centro Habana, normalmente 5 CUC – e ir temprano hacia allá. Es mejor ir temprano porque más tarde se arma una fila bastante larga para poder ingresar. La entrada cuesta 2 CUC.
En la FAC, además de varias barras donde comprar bebidas, hay lugar también para comer algo, a precios super razonables, con cosas muy muy ricas para probar.
Posiblemente terminen el domingo ya siendo lunes 😉 por lo que al día siguiente es un gran plan invertir en tiempo de mar, arena y sol e ir hasta Santa María del Mar a ver cómo son las playas de La Habana (spoiler: son muy lindas!).
Este es mi domingo ideal en La Habana, ¿agregarías o modificarías algo? ¡Compartilo en los comentarios!
¿Estás yendo a Cuba? Acá tenés un montón de información que puede ser útil:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑