Tres días en La Habana

Como comentaba en una entrada anterior, no importa cuánto tiempo le des a La Habana en tu itinerario: siempre tendrá gusto a poco y te irás deseando volver.

Pero para aquellos que andan con poco tiempo o están desesperadísimos por irse a la playa, mi sugerencia es quedarse al menos tres días. Sin dudas, algunos sentirán que pueden hacer todos los “imprescindibles” de la ciudad en una o dos jornadas, pero perderse por las calles de La Habana es tan imprescindible como visitar el Museo de la Revolución, así que recomiendo invertir la máxima cantidad posible de tiempo vacacional en La Habana. No se arrepentirán.

En mi caso, estuve cinco días en La Habana. Por ello, tuve tiempo pude darme el lujo de hacer todo caminando, a ritmo de paseo, hacer sobremesas largas y sentarme en el malecón a ver la gente pasar. Hermoso.

De todo lo que hice en esos cinco días comparto acá una selección de lo que me parece más interesante y que puede hacerse (sin apuros) en tres días.

En esta otra entrada ya hablé de cómo ir desde el Aeropuerto José Martí al centro, cómo conseguir cambio y hacerse de CUC, y aquí ya comenté cómo funciona internet. Así que este post empieza asumiendo que ya están en la casa particular, listos para recorrer las calles de La Habana. 🙂

Día 1: Habana Vieja + Malecón

Para empezar las tareas de reconocimiento del territorio me parece que la mejor opción es pasear por Habana Vieja.

Online se encuentran varios recorridos con un resumen de los hitos a visitar como esta guía (en español) y esta otra (en inglés).

Por mí parte, recomiendo recorrer todo el Paseo de Martí – conocido como Paseo del Prado o El Prado – desde el Malecón hasta llegar al Parque Central, donde se pueden ver una de las intersecciones más hermosas de Cuba, de un lado el Hotel Inglaterra y del otro el Teatro Alicia Alonso. Estos edificios hay que verlos tanto de día como de noche. Hermosor total.

3hab1.jpg
El Prado

Antes de adentrarse en el Parque Central, pueden bordearlo y ver el Capitolio, inspirado en el Capitolio de Washington pero, como seguramente les comentarán en algún momento, más alto.

3hab3
El Teatro Alicia Alonso y el Hotel Inglaterra, de noche.
3hab2
El Teatro Alicia Alonso y el Hotel Inglaterra, por la mañana.

Una vez en el Parque Central, una buena manera de identificar a la calle Obispo es buscar la estatua de Martí y caminar hacia donde él está indicando. La calle Obispo es una calle peatonal, donde hay muchos negocios, músicos callejeros, cubanos y turistas. Muchos turistas. Otra calle super linda para recorrer es O’Reilly, paralela a Obispo. Y básicamente por donde sea que decidan meterse seguro encontrarán algo que llame sus atención. Arquitectura hermosa, árboles que nacen del hormigón, cubanos y cubanas haciendo sus cosas diarias, imposible no sentirse fascinada.

Además de transitar las calles de La Habana vieja no deben dejar de visitar cada una de las plazas de la zona: la Plaza de Armas que, además de estar rodeada de edificios hermosos y ser la más vieja de la ciudad tiene una feria de libros y algunas antigüedades muy interesante, es un buen lugar para comprar literatura, si les interesa; la Plaza de la Catedral que es imponente, a diferencia de la primera es una plaza seca, por lo que la visión es totalmente distinta; la Plaza Vieja, creo que mi preferida, es la más acogedora y colorida, con mucha vida nocturna; y la Plaza de San Francisco de Asís, que se encuentra cerca de bares y restaurantes quizás un poco alejados de nuestro presupuesto, pero es una zona muy linda para pasear.

En esta zona están la Bodeguita del Medio y la Floridita. Sobre la primera, pasamos varias veces por la noche, pero nos dio la impresión que el 90% de los que estaban allí eran extranjeros, así que decidimos no entrar. Sucumbimos a la Floridita y al supuesto mejor daikiri de Cuba. Primero lo primero: ¡La Floridita es una trampa de turistas! Lleno mayormente de gringos, nos pareció entrar a la Cuba de Batista. Pedimos nuestros daikiris y nos encontramos con que el precio fue de lo más caro que pagamos en Cuba – 6 CUC – que la atención no era muy buena y que…¡los daikiris estaban muy lejos de ser los mejores! Así que el lugar que no recomiendo de La Habana es este. Quizás en una próxima vuelta le dé una oportunidad a La Bodeguita que, según me enteré después, tiene precios más populares.

¿Dónde Comer? La Bien Pagá. Los mejores sandwiches de La Habana (al menos de los que probamos). Super abundantes, bien preparados, hechos con un excelente pan. Los precios de los sandwiches oscilan entre 1.50 y 2.50 CUC. Un excelente ratio precio-calidad.

¿Dónde tomar una cerveza? Factoría Plaza Vieja.  La pinta de cerveza a 2 CUC y hay unos pinchos hechos a las brasas que están bastante bien, por 4 CUC. Pero es un lugar más para comer que para tomar.

¿Dónde tomar un café? Café Santo Domingo. Rico café y pastelería accesible.Calle Obispo 159.

Día 2: Museo de la Revolución + Castillo + Fortaleza San Carlos de la Cabaña

En mi caso, este día fue el que involucró mayores inversiones ya que tuvimos que pagar varias entradas y tomamos uno de los pocos taxis del viaje.

El Museo de la Revolución me parece que es uno de los puntos imprescindibles de La Habana, de Cuba. Ayuda a entender un poco la historia y una no puede evitarse sentir que está viviendo un poco lo que pasó hace 60 años atrás.

La entrada cuesta 6 CUC y recomiendo especialmente contratar una guía por 2 CUC adicionales. Creo que visitar el Museo sin que nadie vaya contando la historia detrás de cada rincón, si bien posible, implicaría conocer el lugar a medias. A nosotros nos pareció que valió totalmente la pena.

Desde ahí, para cruzar la Bahía de La Habana pueden tomar un taxi. El trayecto fue más corto de lo que pensamos, así que una vez del otro lado los 4 CUC que pagamos nos pareció un poco una estafa. Pero dado que empezamos regateando desde 10 CUC y tuvimos que consultar con varios taxistas hasta encontrar uno que nos llevara por menos de 5 CUC, pensamos que estaba bien. Así que si andan justos de presupuesto quizás no sea la mejor opción. Más adelante hablo de la otra alternativa.

museo3

Nosotros tomamos el taxi hasta el Castillo de los Tres Reyes del Morro, que tiene una super vista de la ciudad. La entrada allí cuesta 6 CUC. Nosotros decidimos inspeccionar los alrededores así que no entramos. De todas formas se puede recorrer bastante sin necesidad de pagar.

museo4
La vista desde el Castillo

Desde el Castillo caminamos hasta la Fortaleza de San Carlos Cabaña, que es una fortificación muy impresionante bien mantenida. Allí es donde se realiza el cañonazo de las 9 (que como fuimos de día no pudimos presenciar). Las vistas desde allí también son hermosas. La entrada costó otros 6 CUC. A diferencia del Castillo, sin pagar el ingreso no se puede recorrer nada, así que si les interesa, van a tener que abonar.

museo5

Un dato importante, la casa del Che, no está dentro del complejo arquitectónico, así que si están interesados en ella, tengan en cuenta que luego de la Fortaleza tendrán que salir, y caminar un poco más hacia la izquierda (unos 5/10 minutos, si la memoria no me falla) y pagar otros 6 CUC para ingresar.

museo6

Mi recomendación es que si planean ir a Santa Clara pueden no se sientan mal por ingresar a la Casa del Che, ya que no hay muchos objetos ni mucho relato de su historia.

Justo frente a la Casa del Che está el Cristo de La Habana, que es otra de las atracciones del otro lado de la Bahía. Y siguiendo un camino con escaleras frente al monumento, se desciende hasta Casablanca desde donde parten las lanchas que cruzan la Bahía hasta la Terminal de Ferries en Habana Vieja, todo por ello, por un CUC, así que vale la pena.

¿Dónde comer? Castropol, Malecón #107, e/ Crespo & Genios, Centro Habana, La Habana. Fue uno de los “lujos” del viaje. Una entrada de tostones al ajo, otra de queso de cabra empanado y una langosta para compartir más cuatro mojitos y un agua mineral, 30 CUC. Considerando todo lo que comimos y la excelente calidad, no nos pareció tan caro, pero bueno, no es la mejor opción si se cuenta con un presupuesto ajustado.

¿Dónde tomar una cerveza? Antiguo Almacén de la Madera y el Tabaco,  Ave. del Puerto, Habana Vieja, La Habana. La pinta de cerveza a 2 CUC, que es super rica. La comida no nos pareció gran cosa. Está super cerca de la Terminal de Ferries.

Día 3: Centro Habana + Plaza de la Revolución + Vedado

En la mayoría de las guías y blogs que leí sobre La Habana, indican tomar un taxi para ir hasta la Plaza de la Revolución (desde Habana Vieja). En nuestro caso, como nos gusta muchísimo caminar y pasear a pie permite ver muchas cosas que pasando raudamente en vehículo nos perderíamos, decidimos ir desde Habana Vieja hasta la Plaza de la Revolución caminando. Para ir hasta allá, aprovechamos para pasar por Centro Habana y recorrer un poco esa zona también.

Centro Habana.jpg
Hermosa esquina por Centro Habana

Si calculamos desde el Capitolio hasta la Plaza, son unos 5 kms. Pero nosotros nos desviamos un poco así que estimo que si queremos recorrer un poco Centro Habana, se hacen unos 6 kms. Nosotros hicimos algunas cuadras por Zanja, otras por Salud, luego tomamos Zapata, pasamos por la Universidad de La Habana y llegamos, finalmente, a destino.

Allí, por 1 CUC pudimos entrar al Memorial de José Martí, que está justo frente a los memoriales del Che y de Camilo. Por lo que se tiene un buena vista de eso como así también del Palacio de la Revolución.

plaza-de-la-revolucion
Martí, el Che y Camilo

Después de una intensa sesión de fotos, intentando captar todo desde los distintos ángulos posibles, decidimos arrancar hacia el Vedado. Bajamos por Av. Paseo hasta 23 y desde allí, ya bastante famélicos caminamos hasta el Burrito Habanero (unos 2 km). Una de las recomendaciones gastronómicas de este apartado. No sólo nos guarneció de una fuerte lluvia, sino que pudimos comer unos riquísimos tacos a precios realmente irrisorios. Cobran en pesos nacionales pero aceptan CUC.

Cuando paró la lluvia arrancamos de nuevo camino hacia el Malecón, bajando por 23. Antes de llegar a la costanera, si doblan a la izquierda en calle O, van a encontrar la entrada del Hotel Nacional. Un hermoso edificio en cuyo jardín hay unas hermosas vistas de la Ciudad. El mojito allí sale 5 CUC y creo que lo vale por las vistas que hay. Si no hay presupuesto o no hay lugar para sentarse allí afuera, de todas maneras vale la pena pasear por allí.

hotelnacional

Y como si toda esa caminata no hubiera sido suficiente, caminamos al atardecer por el Malecón, de regreso a Habana Vieja. Nunca está de más un paseo a la tardecita/noche por allí.

¿Dónde comer? El burrito habanero,  Avenida 23 #504, e/ calles G & H, Vedado

¿Dónde tomar un mojito? Hotel Nacional, Calle 21 y O, Vedado.

Fabrica de Arte Cubano

No puedo terminar esta entrada sin hacer mención de LA recomendación en La Habana: la FAC. La Fabrica de Arte Cubano le hace honor a su nombre: antiguamente una fábrica de aceite, fue recuperada y con un inversión importante de dinero se convirtió en un semillero de artistas. Muestras de distintos artistas – artes plásticas, fotografía, intervenciones – con distintas salas que sirven de sede para shows musicales – rock, música clásica, música popular – y una pista de baile… Lo que quieran, allí lo encuentran. Sumado a eso, una hermoso patio, una terraza, comida y tragos a precios accesibles. Buena onda y estímulo para todos los sentidos. Imperdible.

La FAC abre de jueves a domingo y la entrada cuesta un CUC. Una bicoca para todo lo que tiene para ofrecer.

Más información útil sobre Cuba:

 

¿Planificando un viaje? Quizás estas entradas te sirvan:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s