Diez cosas que me gustan de Estonia

Hoy, 24 de febrero, Estonia celebra el Día de la Independencia. Los estonios en general me parecen personas muy orgullosas de su país, de su cultura y de su lengua. Como en general son gente muy reservada, me ha llevado algo de tiempo entender un poco más cómo funcionan las cosas más allá de los estereotipos, de los cuales ya sabía antes de venir.

En honor al país que tan bien me ha acogido en estos meses, comparto con ustedes una lista de las 10 cosas que más me gustan de Estonia.

1. Los días largos en verano

Llegué a Estonia en Agosto. Si bien los días ya se habían empezado a acortar, eran las 10 de la noche cuando el sol se terminaba de ocultar. La temperatura (insufrible para los estonios) a mi me pareció espectacular. Y los colores del cielo, inolvidables.

Noche de verano sin filtro en Tartu
Noche de verano sin filtro en Tartu

2. Saaremaa

Llegué a Estonia unas semanas antes del comienzo de clases con el fin de buscar tranquila casa y hacer los papeles de migración. Después de tan solo una semana ya estaba todo resuelto. Por eso, decidí aprovechar el tiempo para viajar un poco. Fue así que llegué a Saarema, la isla más grande del país.

Allí me enamoré del verde, de sus caminos, de los ciervos que cruzan las rutas a los brincos, de las torres de piedras que la gente hace buscando equilibrio, de sus miradores, de su faro, de las personas que me crucé en el camino.

saaremaa
La vista desde la torre mirador de Viidumae

3. El verde intenso de sus bosques

Saaremaa no tiene la exclusividad del verde. Estonia es boscosa: pinos, abedules, abetos y otros árboles que no conozco. No es necesario caminar mucho para encontrase con un bosque, aún en Tallinn.

4. Kapsa-hakklihahautis

La obsesión de los estonios con la papa es un tema recurrente cuando se habla de la comida local. Una visita a la sección rotisería de los supermercados confirma la enorme cantidad de variedad de ensaladas de papa (ensalada rusa en Argentina), purés de papa y papas otras versiones .

Sin embargo, hasta el momento, mi plato local preferido es Kapsa-hakklihahautis. Repollo blanco, crema ácida, panceta y carne picada. Sin dudas no apto para vegetarianos.

Diseño sin título (27)

5. El agua

El sabor del agua de por aquí está bien, aunque depende mucho de la zona.  Sin embargo, el agua ingresa a mi lista por lo disponible que está en todos lados. Cafés, bares y restaurantes ofrecen agua. En algunos, incluso, tienen varias botellas de agua disponible para elegir: agua con rodajas de limón y/o naranja, agua con algún fruto rojo y agua a secas. Me parece maravilloso que un vaso (o varios) de agua no sea algo por lo que haya que pagar.

IMG_20180814_120051

6. Los días soleados de invierno

No voy a mentir, el invierno estonio puede ser duro, aunque tengo que reconocer que pensé que sería más hostil. Las temperaturas son bajas y pueden pasar semanas sin ver el sol. Peeeeeeero, cuando toca un día soleado, el paisaje es maravilloso. Imposible resistirse a salir a pasear aunque la temperatura en esos días sea especialmente baja.

Diseño sin título (29)
Postal de Tartu

 

7. Café en todos lados

Estonia es un país bastante cafetero y una de las cosas que me llamó la atención es que en bares y en boliches sea totalmente normal pedirse un café a la 1 am, que nadie mire a quien ordena el café con cara de “En serio me estás pidiendo esto?” y que, más aún, el café en esos lugares sea bueno!

Más allá de eso, los cafés suelen ser ricos en todos lados, siempre tienen opciones de distintas leches y, en general, suelen ser espacios super acogedores.

IMG_20190205_133422
¡Qué tengas un hermoso día!

8. El silencio

Quienes me conocen pueden dudar un poco de este punto. Soy una persona bastante urbana que disfruta del caos de las grandes ciudades peeeero al mismo tiempo me gusta cuando la gente es respetuosa y, por ejemplo, no toca la bocina innecesariamente.

Eso hace que mi gusto por el silencio estonio se refiera sobre todo al hecho de ir por la calle y no escuchar bocinazos. Una no se da cuenta de los decibeles a los que está acostumbrada hasta que vive en … Estonia.

Además, las personas estonias tienen un tono de voz por lo general grave y no suelen hablar alto, por lo que se puede leer en un café sin grandes dificultades.

Tanto me he acostumbrado al silencio báltico que cuando salí de la región hacia Malta, los primeros días estaba un poco aturdida y me preguntaba por qué todos tenían que gritar todo el tiempo. Después se me pasó, por supuesto 😉

9. Caminar a todos lados

Estonia es un país pequeño. Su superficie es casi el 15% de la superficie de la Provincia de Buenos Aires. La capital Tallinn, tiene 400.000 habitantes y Tartu, la segunda ciudad, bordea los 100.000. Eso hace que sea posible caminar a casi todo lados. En mi caso, al transporte público, en Tartu, lo uso sólo a veces cuando vuelvo cargada del supermercado.

10. La tranquilidad mental

Bastante relacionado, yo creo, con varios de los puntos anteriores, está la cuestión de la tranquilidad mental. No sólo se puede caminar casi a todos lados, sino que camino tranquila. Estonia es muy segura, por lo que se puede bajar un poco la guardia que una tiene cuando vive o pasea por ciudades masivas como Buenos Aires, Londres o Barcelona.

La yapa:  Mudarse a Estonia

Por último, no puedo dejar de hacer mención a lo fácil que fue acomodarme en el país. Los trámites fueron super sencillos, todas las personas con las que tuve que interactuar fueron muy amables y en estos meses he logrado forjar amistades hermosas.

Estonia me ha recibido con brazos abiertos y, aunque sé que a Estonia no le gusta muchos los abrazos, yo, en su día, la abrazo igual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑