Día 2: Alemania

Siguiendo con el orden alfabético de mi lista de países visitados, es el turno de Alemania, país que visité varias veces, en distintos años.

Mi primera visita empezó con Frankfurt que fue la ciudad de llegada y partida de mi segundo viaje a Europa, que duró tres meses.

Tengo que decir que Frankfurt no me enamoró ni un poquito. Me pareció una ciudad fría, aburrida, con todo cerrando temprano. Es una ciudad financiera y se nota. En la calle había más autos de alta gama que gente. Claramente no es mi estilo. Si no fuera porque me encontré con amigos allí y tuve una genial host de Couchsurfing, las visitas ya habrían pasado al olvido.

En 2014 hice un curso de verano en Munich, por lo que pasé dos semanas en la capital de Baviera. El curso tenía una cursada super intensiva, por lo que aproveché cada minuto libre, sobre todo por la tarde, para recorrer la ciudad. Sin embargo, lo que hizo que me encantara la experiencia fue la gente que conocí. La ciudad es linda, pero para mi gusto le faltaba onda.

Y esa impresión estaba totalmente atravesada por Berlín, ciudad que amé tanto que volví varias veces (incluso en un mismo viaje). Me parece que nada en Alemania puede competir con Berlín… ¿Quizás Hamburgo, que todavía no conocí?

Berlín es genial. La arquitectura comunista del este que contrasta con el eclecticismo del oeste, parques llenos de vida a toda hora, arte por todos lados, gente bailando en cualquier parte, kebabs para salir del hambre al paso, muchas opciones de bares y clubes con música que me encanta, gente abierta y dispuesta a hacer sociales, muchas risas, mucha cerveza, mucho tequila dorado con naranja y canela.

Mi visión absolutamente amorosa de la ciudad tiene que ver con que la experimenté con dos amigas con quienes la diversión siempre está asegurada, Kris y Patty. Cada una me mostró su Berlín y no podría haber pedido por mejores guías locales.

Así que este post sobre Alemania está centrado principalmente en Berlin, meine liebe, y dedicado a todas las personas que me hospedaron y/o acompañaron durante mis visitas.

 

 

Este post es parte del proyecto Un país por día, suscribite al blog o a nuestra página de Facebook para recibir todas las actualizaciones!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: