El factor humano

La semana pasada, por una cuestión laboral, me encontré explicándole a una compañera de trabajo cómo funciona CouchSurfing. Ella me miró algo incrédula y comentó “¿Por qué alguien querría encontrarse con desconocidos durante el viaje?”. Sin tiempo a articular respuesta, seguimos hablando de trabajo. Sin embargo, su pregunta me quedó repicando en la cabeza como así también la respuesta que no di a tiempo a formular “¿Por qué no querrías encontrarte con desconocidos durante el viaje?”. Y continúe meditando la cuestión, lo que me ha llevado a escribir estas líneas.

Encontrarse con desconocidos. Dicho así da un poco de miedo, hasta yo puedo notarlo. Pero si digo “Llegar a un hostel en Paraty, ciudad que se visita por primera vez, con lluvia torrencial, y conocer a una compañera de cuarto con la que se termina compartiendo cinco días de conversaciones, paseos, cervezas y juegos de cartas, mientras no para de llover ni un minuto” o “Compartir un taxi colectivo yendo a un Cayo con tu amigo y dos extraños. Terminar conversando de todo. Coordinar para los siguientes días. Pasar año nuevo todos juntos” o  “Hacer un free walking tour en Brasov. Conversar con el otro sudamericano del grupo. Darte cuenta que están hospedados en el mismo hostel. Hacer planes para los días siguientes”. ¿No da tanto miedo, no? No. Hasta suena como algo interesante, divertido. Y en todos las casos, ¡nos encontramos con desconocidos!

Para mí, viajar no puede separarse del factor humano: sea porque viajamos con gente que queremos, porque conocemos gente en el viaje o porque los habitantes del lugar que visitamos son adorables. La gente define casi siempre mi percepción de un lugar.

 

Quito es genial, pero fue especialmente genial porque viajaba con una amiga y nos quedamos en la casa de un amigo de una amiga, con diversión diaria garantizada. Budapest me encantó la primera vuelta, pero la segunda me gustó aún más, porque estaba con amigas. Parte del encanto de Río de Janeiro es la sonrisa fácil de su gente y lo fácil que es encontrarte hablando de cosas totalmente aleatorias con la persona sentada cerca tuyo en la playa. Manchester está bien, pero está mucho mejor la gente copada que conocí por casualidad en un bar de Buenos Aires que es de allá. Berlín es TODO, pero sería un poco menos todo si no hubiese sido recibida por mis amigas, que me hicieron sentir siempre como si Berlín fuera mi casa. Iguazú tiene a las cataratas, pero además tiene gente buena onda. Debrecen es una ciudad pequeña en Hungría, sin mucho atractivo turístico, sin embargo, en menos de 24 horas conocí varias personas que aportaron mucho a mi visita. Praga es hermosa, pero es mucho más linda con amigas. Mariana es una ciudad pequeña que se recorre en una tarde, pero si conoces gente copada, te podés quedar tres días sin aburrirte. Viena se disfruta más si conocés a alguien que te lleva a los lugares más desprolijos de la ciudad. Una de las cosas que hace que La Habana sea espectacular es la gente que vive allí.

Son muchos los ejemplos que tengo de lugares a los que recuerdo con afecto más por el contacto humano que tuve que por la arquitectura, la naturaleza o sus museos. Por el contrario, ciudades geniales donde el factor humano estuvo ausente, no fue interesante o directamente fue algo malo, caen al fondo de mi baúl de los recuerdos.

Además, no puedo dejar de notar que todos nuestros amigos y amigas fueron en algún momento desconocidos, ¿no? 😉 Por lo tanto, ¿qué mejor que viajar para conocer lugares lindos y buena gente? Quizás conocemos alguien con quien compartimos un ratito o, quién dice, quizás volvemos con alguien más a quien extrañar y todo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑