Más vale prevenir que desesperar: cosas a tener en cuenta para el botiquín de viaje

Siguiendo un poco con la línea que planteaba en la entrada La salud en viaje (o más vale prevenir que pagar), quiero compartir con ustedes un dato de salubridad que me parece fundamental y que trato de compartir con quiénes me preguntan antes de viajar “¿qué llevo en el botiquín?”.

Armar un buen botiquín es fundamental. En algunos países como Alemania, para comprar algo sencillo como ibuprofeno 600 mg es necesario receta médica. En otros, la barrera idiomática puede ser tan grande que tendremos dificultades en comunicarnos con el personal de la farmacia.  Y en otros, quizás lo que busquemos no esté disponible.

Además de la recomendación de llevar antibióticos y analgésicos básicos – salvo que manejen una estricta política de no automedicación, que está muy bien – hay un tema de salud reproductiva que me parece vital difundir: la pastilla del día después.

Estás viajando con tu pareja o conociste un chico copado en un bar y las cosas se dieron bien, fueron cuidadosos, usaron preservativo pero… los accidentes ocurren, el preservativo se rompió u olvidaste tomar tu anticonceptivo regular o cualquier otra situación similar y pensás: necesito la pastilla del día después.

Si bien en Argentina y en países como Brasil es de venta libre – tan libre que una vez vi una oferta 2×1 en una farmacia de Paraty – en otros países requiere de receta médica y en otros ni siquiera está disponible.

Desesperación.

Por eso, la recomendación de la casa, es averiguar si en los países adonde irán está disponible y/o considerar agregar a sus botiquines contracepción de emergencia. Ojalá nunca necesiten tomarla y se venza en el botiquín con el paso de los años. Pero mejor prevenir que preocuparse, ¿no?

En esta entrada de Wikipedia, en inglés, hay un detalle por país de la política respecto del anticonceptivo de emergencia, como para usar de referencia. Y en este otro, hay un listado por país con los anticonceptivos de emergencia disponibles en cada lugar.

Asimismo, consideren también la posibilidad de llevar preservativos desde su lugar de origen, si ya tienen una marca de confianza.

Y, por último, no puedo dejar de recomendar que si tuvieron sexo sin protección – por la razón que sea – y tienen dudas sobre la salud de su compañero/a sexual, o tienen alguna duda sobre cómo proceder, busquen atención médica rápidamente. ¡Esto también es válido para cuando se sientan muy mal!

¡A cuidarse todos y todas, que hay mucho mundo por recorrer! 😉

 

¿Estás ultimando los detalles para tu viaje? Aquí algunos enlaces útiles:

 

La imagen de la portada es de http://www.canva.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑