Mis favoritos en Budapest

Segunda entrada en la sección “Mis favoritos en…” donde, cortito y al pie, doy diez recomendaciones de cosas para hacer, ver, comer, beber, bailar, escuchar, en una ciudad que haya visitado. Hoy, es el turno de Budapest.

Como todas las listas de favoritos, las recomendaciones a continuación están absolutamente impregnadas por mis gustos, así que probablemente lo que aparece aquí listado no sean “imprescindibles” para todos, pero lo son para mí.

¡Ojalá compartamos algún favorito!

Memento Park

Para una fanática de la estética soviética, Memento Park es uno de los lugares para ir en Budapest. La intención aparentemente kitsch con la que los distintos monumentos de la era soviética en la capital fueron reunidos en un sólo lugar en las afueras de la ciudad no socava la increíble visión que otorgan ver esas estatuas enorme de bronce.

La entrada sale 1500 HUF (5 Euros); 1000 HUF con la tarjeta ISIC (3 EUROS); o gratis con la Budapest Card. Abierto todos los días a partir de las 10 am. Pueden tomar la línea 4 hasta la estación final – Kelenföld vasútállomás – y desde ahí tomar el bus 101E o el 150.

memento park budapest
Memento Park, retratada por Ale.

Termas, termas y más termas

Creo que el hecho de que uno de los elementos centrales en la vida turística de la ciudad sean las termas, habla muy pero muy bien de Budapest.

Distribuidas mayormente en Buda, las termas son un clásico en toda visita a la capital húngara, aunque no el punto más barato para quienes estén con un presupuesto ajustado: los precios oscilan entre los 3500 y los 5000 florines (11 y 17 euros, respectivamente).

Si están con presupuesto ajustado, tengan en cuenta que las entradas son más baratas durante la semana y que algunas de las termas tienen precios más barato si ingresan tempranísimo por la mañana.

Y para el caso en que no tengan mucho tiempo para recorrer , recomiendo visitar durante el día Szcheznyi, cuyas instalaciones son realmente impresionantes (4900/5100 florines) y visitar Rudas por la noche, para tener una vista hermosa de Pest desde la comodidad de un piscina templada en la terraza (viernes y sábados, 4800 HUF a partir de las 6 pm y hasta las 4 am).

Frici papa

Gran recomendación gastronómica de los adorables N. y F. Amplia variedad en su carta, con muchísimos platos tradicionales húngaros; precios suuuuuuper razonables y la mejor atención. Salimos piponas, contentas y listas para recomendar Frici Papa a todo el mundo.

Budapest - Frici Papa - Goulash
Nada como un buen goulash para recuperar energías después un día intenso de termas.

El rey de los ruin bars: Szimpla

No sólo de termas vive el Hombre. Y Szimpla es la respuesta a nuestros pedidos de buena música, bebidas a buenos precios y mucha buena onda. Los ruins bars – que se traduciría como bares ruinas o bares en ruinas – son uno de los puntos turísticos de Budapest, que convocan a personas de todas las edades.

De los que pude visitar, Szimpla claramente se lleva todos los honores. Nada como terminar cantando Don’t look back in anger a los gritos con desconocidos, como si fuéramos amigos de toda la vida. Claramente, una horda de borrachos. Ellos, no nosotras. 🙂

No comparto fotos de Szimpla porque: a) la mayoría son fotos de vasos, baldes o shots o de personas sosteniendo vasos, baldes o shots o de personas haciendo shots de absenta o jagger; b) mi cámara no logró sacar fotos que le hagan justicia al espacio; c) la idea es que vayan Uds. y descubran cada rincón!

La Ópera 

En mi primera visita a Budapest, con el free walking tour hicimos una parada en el precioso edificio de la Ópera. El hall de entrada es muy hermoso, los pisos son maravillosos…pero hacer el tour costaba alrededor de 10 euros, yo estaba viajando con un presupuesto ajustado, por lo que decidí no hacerlo.

Este año, Ale, una de las genias con quien pude compartir este viaje, propuso ir a ver una ópera…y finalmente pude ver el edificio por dentro…y valió la pena! Así que si son fanáticos de la arquitectura, ver la agenda de la Ópera puede ser una gran opción. Hay entradas desde 5 euros, así que es cuestión de chequear.

En nuestro caso, ver la ópera “Ariadne auf Naxos” se transformó en un momento bizarrísimo del viaje, que dio tema de conversación por un largo rato. Si llega a estar en cartel, la recomiendo sólo a los fines humorísticos.

La nueva línea de Metro

El metro de Budapest es uno de los más antiguos del mundo, remontándose la inauguración de la primera línea – M1 – a 1896.

La línea M1, Patrimonio de la Humanidad, es super pinteresca, con estaciones hermosas, con detalles en madera y mosaicos y pasa por muchos de los puntos turísticos de la ciudad.

Ahora bien, en mi segunda visita a Budapest me encontré con una gran sorpresa, la nueva línea de metro, la M4 inaugurada en 2014.

La nueva línea tiene una estética super moderna y cada estación parece salida de una película de ciencia ficción. Pueden aprovechar para visitarla al tomar el M4 camino a Memento Park.

La empresa que gestiona el metro, además, tiene rutas temáticas (en inglés).

Tomar algo en el parque

Si quieren hacer una previa antes de ir a un ruin bar, si no tienen ganas de encerrarse en un bar y/o si no tienen ganas de gastar mucho dinero, una gran opción para la tardecita es pasar por uno de los mercados, comprar cerveza o vino o lo que quieran tomar e ir a la Plaza Erzsébet, junto a la estación de metro Deák Ferenc Tér.

Por las noches, la plaza se llena de jóvenes que aprovechan el clima templado de las noches de verano en Budapest para sentarse en el césped a tomar algo con amigos.

Turistear en el Danubio

En este viaje, decidimos turistear mucho. Es más, esta recomendación entra en el rubro “Turisteando como loca” y no me tiembla el pulso en compartirla con Uds.

No me acuerdo bien cómo fue el proceso… creo que en el mapa que teníamos había una publicidad de paseos en barco por el Danubio y eso nos llevó hasta la ribera a buscar precios.

Crucero por el Danubio - Budapest
Paseando en barco por el Danubio

Como sea, visitamos varios muelles y nos terminamos decidiendo por una empresa que tenía los precios más bajos. Pero eso no fue todo: decidimos ir por el paquete que incluía dos bebidas a bordo.

¡Y no puedo dejar de recomendar el paseo! Nada como ver edificios espectaculares como el Parlamento y el castillo de Buda desde el barco, tomando una sidra fresca y aprendiendo cosas que resultarían super útiles durante el viaje como, por ejemplo, que el Danubio atraviesa 10 países, incluidas 4 ciudad capitales. Les regalo el dato para que sorprendan amigos con su cultura general. 🙂

Edificios hermosos

Budapest está llena de hermosos edificios. No sólo los gubernamentales y religiosos, hay casas y negocios pequeños que generan suspiros. Sea por el barrio que anden, en Pest o en Buda, en cada cuadra hay por lo menos un detalle hermoso. Así de linda es esta ciudad. Entonces, ya sea porque hacen el free walking tour o porque son peseanderxs y aprovechan cada minuto para recorrer la ciudad, miren para arriba en todo momento. No en todo momento, claro, al cruzar la calle miren para los dos lados y cuidado con los tranvías. 😉

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Café, café, café.

Ninguna lista de mis favoritos puede concluir sin hacer mención al café, ámbito en el cual Budapest – Hungría en general, por lo que pude ver – sale muy airosa.

Budapest está lleeeeeeeena de cafés, es la ciudad ideal para las Lorelai Gilmore de este mundo, por lo que no van a tener dificultades para encontrar algún lugar lindo para sentarse a tomar algo.

Aquí, algunas recomendaciones:

  • Coffee Cube Bar: café chiquitito, acogedor y con buena atención y precios suuuper razonables.
  • Csiga Café: buen café, brunch, hermosa decoración, ambiente relajado, ricas y potentosas ensaladas.
  • Bordó Bisztró: desayunos potentes, con rico café, hermoso patio, un poco caro, no apto para presupuestos ajustados.

A continuación, un mapa donde esta marcado todo lo mencionado arriba, más algunos extras que no podía dejar de incluir de alguna manera 😉

 

Para terminar esta entrada, un agradecimiento a especial a Anna y a Ale que hicieron el esfuerzo de ir hasta Budapest para encontrarnos. Increíbles compañeras de viaje. Y Ale T. con quien fue genial cruzarnos de casualidad, y no sólo por los geniales registros fílmicos que tuvimos gracias a ella. 😉

 

¿Yendo a Europa? Podés seguir leyendo por acá:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: