Más cosas para hacer y probar en Ciudad de México

Después de listar en otro post las cosas que me parecen imprescindibles hacer en Ciudad de México, gratis o con poco dinero, me quedé reviviendo un poco mi viaje, y fueron surgiendo algunas cosas más que me parecen interesantes para compartir.

Así que, a continuación, va una suerte de segunda parte de recomendaciones para Ciudad de Mexico, no planificada inicialmente. Si bien en general no son las cosas típicamente turísticas para hacer en esa ciudad, muchas sí son cosas típicas que vale la pena probar. Y lo de probar tiene una importancia significativa porque voy a hablar bastante de comidas y bebidas. 🙂

Ir a una pulquería

Según lo que pude entender, mientras el mezcal y el tequila pasan por procesos de destilación, el pulque, que en la época pre hispánica era una bebida sagrada, pasa sólo por el proceso de fermentación, lo que explicaría su consistencia como así también las dificultades relacionadas con su conservación. Las tres bebidas tienen en común, sin embargo, que se hacen en base a distintos agaves; que son populares cada una en una región distinta de México; y que se van rápido a la cabeza.

Después de haber intentado sucintamente comentar qué es el pulque, no puedo dejar de recomendar probarlo en una de las muchas pulquerías que hay en la ciudad. En estos establecimientos tienen como barriles de distintos tipos de pulque, el tradicional, y los curados, que es cuando se combina el pulque con alguna otra cosa como una fruta, un fruto seco o chocolate.

En mi caso, probé el pulque en Peluquería Los Insurgentes, después de ver la Lucha Libre en Arena México. Allí tienen varios tipos de pulques curados, un bar en el primer piso, y una pista de baile en el segundo. Por lo que puede convertirse en un plan para la noche. O también para un plan para la tarde, ya que abre a partir de las 15 horas.

Pulquería Los Insurgentes: Av. de los Insurgentes Sur 226, Cuauhtémoc, Roma Norte.

Atacar los carritos callejeros

El aroma de los tacos y las quesadillas que inunda la inmensidad de la Ciudad de México se ha convertido en uno de mis olores preferidos. Es imposible que no se abra el apetito en cada esquina. Si hay algo que una no pasa en México, es hambre. La oferta gastronómica es interminable y muy pero muy accesible.

Recuerdo las quesadillas de Doña Mary, justo frente a la Iglesia de Santo Domingo, en la esquina de las calles República de Cuba y República de Brasil y se me hace agua la boca.

La oferta es continua, las 24 horas del día y ayuda muchísimo para seguir corriendo. Unos tacos al paso y una puede seguir paseando.

Prueben sin miedo.

Probar la cerveza artesanal local

La Ciudad de México no es ajena al movimiento global pro cerveza artesanal rica, por lo que es posible encontrar lugares donde tomar cervezas distintas de la Sol, la Corona o la Texaco (sin que esto sea de ninguna manera una queja respecto de esas cervezas, que son fuente inagotable de alegría cuando una está en la playa).

Las zonas de Roma y Condesa concentran gran parte de los lugares que ofrecen el elixir en cuestión.

De los que probé, me gustó mucho La Graciela que, además, tiene una oferta de comida basada en cerveza también.

Y siguiendo con la línea cerveza artesanal combinada en este caso con una dosis de carne, muy cerca de La Graciela está Porco Rosso, un lindo lugar con mesas grandes tipo biergarten, con costillitas de cerdo de esas que comés y terminás con las manos enchastradas.

Un detalle a tener en cuenta: La categoría barato no aplica a ninguno de los dos lugares, especialmente a La Graciela.

La Graciela, Taller de Cerveza: Orizaba 161, Col. Roma, Cuauhtemoc

Porco Rosso: Zacatecas 102, esq. con Orizaba, Col. Roma

Un poco de rock

Una de las grandes recomendaciones que recibí antes de viajar a México (gracias Katu!) fue visitar El Imperial, un antro (boliche, para los argentinos) en la zona de Roma/Condesa, donde suena rock, brit pop y algo de hip hop.

El ambiente es super relajado y buena onda (chido, para los mexicanos); si se entra temprano hay oferta de shots y de otro tipo de tragos y, dato no menor, los extranjeros pagamos menos y tenemos un trago gratis. Al menos la noche en la que fui yo, así que intenten usufructuar su extranjería 😉

El Imperial: Alvaro Obregón 293, Colonia Roma.

Pasear por Condesa y Roma

Sea que se queden por esa zona, sea que se hospedan en otro lugar, no dejen de aprovechar un día lindo para ir a pasear por ahí. El contraste con el Centro Histórico es impresionante. Mientras este se caracteriza por edificios monumentales, muchos gubernamentales, historia, multitud de gente, y donde la oferta de cosas para comprar es inmensa, incluyendo hasta pasaportes y títulos de la carrera que quieran, las colonias de Condesa y Roma son como una burbuja de tranquilidad.

Si van en primavera, van a ver muchos jacarandaes florecidos, y van a poder aprovechar los patios y terrazas que abundan en muchos de los bares y restaurantes de la zona. La oferta gastronómica por esta zona es un poco más gourmet, hay muchas tiendas hipsters y/o tiendas de diseño.

romacondesa2

Me parece interesante recorrer estas zonas de la ciudad, donde también abunda la arquitectura hermosa – hay casas espectaculares que piden a gritos que las fotografíen – y donde se puede caminar tranquila y casi respirar aire puro. Casi, dije. 😉

Para los fanáticos del café, pueden hacer un parate en la caminata en Lardo. Recomendación que recibí de Loipa, una chica cubana simpatiquísima que conocí en el hostel en el que me estaba quedando.

Lardo: En la esquina de Agustín Meglar y Mazatlán.

Bares, cantinas y salones tradicionales

No sé cómo pero logré pasar varios días en la Ciudad de México sin ver un sólo mariachi, pero no porque haya evitado las zonas más turísticas de la ciudad. Tanto he turisteado en la ciudad, que hasta fui a tomar un café al Café de Tacuba, el tradicional restaurante del Centro Histórico del cual tomaron su nombre los Café Tacuba.

cafetacuba

El edificio es hermoso, la gente que trabaja allí llevan vestimenta tradicional y el café es muy rico! Los precios no son lo más barato que encontrarán en la Ciudad, pero son aceptables para probar un poquito de historia.

¡Pero Café de Tacuba no es la única opción! A lo largo y ancho de la ciudad hay muchísimas opciones para conocer. Aquí y acá hay otros listados. Si conocen alguno para recomendar, ¡comenten!

Café de Tacuba: Tacuba 28, Centro, lunes a domingo de 8:00 – 23:30 hrs

Bueno, con esto creo que puedo dar por cerrado el capítulo de recomendaciones para la Ciudad de Mexico. Pero no prometo nada.

Otras entradas que pueden resultar útiles si quieren seguir leyendo:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s